Saltar al contenido

Santuarios de Mallorca que merecen una visita

    Seguramente, lo primero que se te viene a la mente cuando piensas en pasar unas vacaciones en la isla de Mallorca, es una toalla tumbada en la arena de la playa o una buena ruta de senderismo por la Serra de Tramuntana. Pero déjanos decirte que la más grande de las Islas Baleares va mucho más allá y tiene una riqueza histórica y cultural digna de añadir en tu ruta.

    Por eso, desde ROIG, queremos ayudarte a crear esa ruta en coche, para que puedas conocer los mejores santuarios de Mallorca que merecen una visita y te empapes con las tradiciones de este pueblo costero. ¡Sigue leyendo para descubrirlos!

    El Monasterio de Lluc

    Comenzamos nuestra selección de los santuarios de Mallorca que merecen una visita, con uno de los más famosos: el Monasterio de Lluc. Está ubicado en el término municipal de Escorca, así que es perfecto para incluirlo en tu ruta en coche por la Serra de Tramuntana. El conjunto ha sido declarado monumento histórico-artístico. Es un centro espiritual para muchos y un símbolo de la identidad Mallorquina.

    El conjunto está formado por varias construcciones. Destacan la iglesia del siglo XVII y reformada en el siglo XX por Antoni Gaudí y el Jardín Botánico que reúne numerosas plantas de la isla, muchas de ellas medicinales. Esta es una visita imprescindible que aparece en todas las guías de Mallorca, así que no te la puedes perder.

    Se trata del santuario mariano más antiguo de las Baleares y de mayor veneración. Es patrimonio de la Diócesis de Mallorca y está regentado por los Misioneros de Sagrados Corazones desde 1891. Su fundación tuvo lugar en el siglo XIII cuando, según la leyenda, se encontró una imagen de la virgen entre las rocas y se decidió levantar el templo en el mismo lugar.

    Monti-Sion

    El Monasterio Monti-Sion es uno de los santuarios marianos de Mallorca que vale la pena visitar y ofrece unas vistas espectaculares del centro de la isla, que llegan incluso hasta Cabrera. En su interior hay una de las aulas lingüísticas más antiguas y presenta un claustro pentagonal único en toda la isla.

    Este Santuario se encuentra a 250 metros sobre el nivel del mar y podrás acceder a él a través de una carretera construida por los habitantes de Porreres en un solo día, como muestra de su devoción con el templo. El retablo del templo es de estilo neoclásico y tiene una imagen de la Virgen de Monti-Sion en mármol.

    Realmente es todo un espectáculo para visitar, ya que te encontrarás frente a un monasterio muy diferente a los demás. Te recomendamos que te tomes con calma la carretera para llegar hasta allí, porque las vistas valen la pena.


    Las últimas ofertas de alquiler de coche ROIG

    Oferta_25__de_descuento_abril_EN
    OFERTA_LAST_MINUTE_ES
    Banner Cancelacion ES
    ROIG Peugeot ES
    previous arrowprevious arrow
    next arrownext arrow

    Iglesia parroquial de la Mare de Déu d’Atotxa

    Esta parada de nuestra ruta por los santuarios de Mallorca nos lleva al municipio de Ariany. Este poblado de la comarca del Pla de Mallorca, antiguamente pertenecía a Petra y está situado en una colina estratégica que le otorga muy buenas vistas. La silueta de Ariany destaca principalmente por su monumento estrella: la Iglesia parroquial de la Mare de Déu d’Atotxa.

    Este templo fue construido en el siglo XVIII utilizando las ruinas de un antiguo oratorio. Frente a la iglesia podrás contemplar el mirador de Sa Creu, un espacio único donde detenerte por un momento, dejar el reloj en el coche y disfrutar de las vistas sobre el Pla de Mallorca durante todo el tiempo que necesites. Será un momento renovador en tus vacaciones.

    Santuari de Cura

    Otro de los mejores monasterios de Mallorca es el Santuari de Cura, además de poseer muchas curiosidades. La palabra “cura”, en mallorquín, significa “cuidado” y según algunas interpretaciones se refiere al cuidado que se tenía de los niños y estudiantes que iban a este lugar a instruirse. Pero, la verdad es que existen muchas teorías relacionadas con el nombre de este templo.

    En el Santuario podrás visitar un pequeño museo, reponer fuerzas en el restaurante o incluso alojarte en alguna de sus celdas de hospedería para tener un pequeño retiro espiritual. Sin embargo, solamente disfrutando del templo, el entorno y el paisaje, ya vale la pena acercarte a ver el Santuari de Cura.

    Está ubicado en un mirador natural que, para muchos, es el punto donde se encuentra la mejor panorámica de la isla. Si miras hacia el Oeste verás la Bahía de Palma, si miras al Norte, la Bahía de Alcúdia e Inca. Si observas hacia el Este podrás contemplar la Serra de Llevant y Manacor y si te fijas podrás vislumbrar la Serra de Tramuntana, Pollença e incluso el Cap de Formentor.

    Sant Salvador

    Seguimos nuestra ruta por las mejores ermitas y santuarios de Mallorca con Sant Salvador, un santuario ubicado en la cima de la montaña homónima. En la cima encontrarás los miradores de la Creu de Picot y del Crist Rei, desde donde tendrás la oportunidad de disfrutar de unas vistas fantásticas.

    La cima del Puig San Salvador constituye uno de los puntos de partida de algunas rutas de senderismo muy interesantes, como la que te lleva hasta el Castell de Santueri, que tiene una duración de unas dos horas y media. El Santuario de Sant Salvador también cuenta con una cafetería-restaurante que tiene una carta muy variada y que se puede reservar para hacer tus propios eventos especiales.

    Se encuentra a 510 metros sobre el nivel del mar, por lo que podrás disfrutar de un magnífico paisaje. Puedes llegar al Santuario en coche, pero también puedes hacerlo a pie en una ruta de senderismo. Si no te ves con fuerzas de hacer el camino de vuelta, puedes pernoctar esa noche en el Hotel Sant Salvador Hostatgería.

    Ermita Santa Catalina

    La Ermita de Santa Catalina está ubicada en el pueblo de Sóller, uno de los más visitados en Mallorca. Un tranquilo paseo hasta la parte alta de la localidad te llevará hasta uno de los puntos más bonitos que ver del Port de Sóller, este pequeño templo. Su construcción data del siglo XIII y durante mucho tiempo fue el lugar de peregrinación más importante del Valle de Sóller.

    Además de ser una bonita ermita, cuenta con uno de los mejores miradores de la zona. Este mirador tiene unos bancos donde podrás sentarte un rato, antes de dirigirte hacia el otro lado y ver la parte más espectacular. Este mirador se encuentra justo en uno de los extremos de la ermita y sin duda es uno de los parajes más espectaculares que ver en el Port de Sóller.

    Esta ventana al mar es un punto ideal para ver las mejores puestas de sol de la isla, así que no puedes perderte este espectáculo.

    Capilla Nostra Senyora de Gràcia

    Esta sencilla capilla de Nostra Senyora de Gràcia se convirtió en uno de los puntos de peregrinación más relevantes de la isla de Mallorca. La iglesia que vemos actualmente fue construida en 1819 y se encuentra ubicada en lo alto del monte Randa, una elevación de tierra que ofrece unas vistas espectaculares.

    Según la leyenda, el monte sobre el que se construye la capilla está hueco por dentro y solamente se sustenta por 4 columnas de oro que hay en su interior. El origen de este santuario proviene de dos frailes franciscanos que se asentaron a mediados del siglo XV y que poco a poco lo fueron construyendo en capilla, con sus propias manos.
    Su interior es pequeño y cuenta con una sola nave y varias capillas laterales. El elemento más importante es la escultura de la Virgen de Gracia, del escultor Gabriel Mòger en 1500. También hay una interesante colección de azulejos de Valencia con escenas bíblicas.

    Santuario de Bonany

    El pueblo de Petra fue fundado en el siglo XIII, tras la conquista de Mallorca y conserva un bonito casco urbano con calles empedradas donde podrás conocer la historia del personaje venerado más internacional de Mallorca: Fray Junípero Serra.

    En la cima del Puig de Bonany, a 300 metros sobre el nivel del mar, se levanta el Santuario de Bonany. Este es un templo de grandes dimensiones que se construyó sobre una antigua ermita construida en el siglo XVII. Es un lugar muy bonito para visitar y no te llevará demasiado tiempo, así que puedes incluirlo en tu ruta como una parada rápida.

    Ermita de Sant Honorat

    En la parte más meridional del monte de Cura se encuentra el santuario de Sant Honorat. Su origen se remonta al siglo XIV, cuando Arnau Desbrull pidió permiso al obispo de Mallorca para fundar allí un refugio espiritual dedicado a San Honorato. Cuando llegues, te encontrarás en una preciosa explanada de encinas que te conducirán de pleno a la fachada neorrománica.

    En la fachada de la iglesia podrás ver un portal adintelado con la imagen de San Honorato. Se trata de un templo de planta regular y en el interior se ubican las estancias de la congregación y el oratorio del beato Francesc Palau. Más arriba hay un impresionante mirador con una amplia y vertiginosa vista panorámica.

    Santuario del Puig de Maria

    Este santuario fue construido en el siglo XIV para implorar protección a la Virgen Maria frente a la epidemia de la peste negra, que azotaba a la sociedad en ese momento. Está ubicado en un bonito entorno y por eso se ha convertido en uno de los santuarios de Mallorca que merecen una visita. 

    Te recomendamos que te alojes cerca y te levantes pronto para ser testigo de una de las salidas de sol más hermosas de Mallorca. Tendrás unas amplias vistas a Pollensa y a la Bahía de Pollensa. Puedes llegar hasta el santuario a pie, ya que la ruta que une el templo con el pueblo de Pollensa te tomará solamente una hora y es apta para toda la familia.

    Una vez llegues a la cima tendrás acceso a usar la barbacoa para preparar la comida que hayas traído. Si lo prefieres, podrás reservar mesa en el restaurante del santuario, donde tendrás la oportunidad de degustar un típico Arroz Brut. Si eres más de los que disfruta de una buena puesta de sol, puedes reservar tu estancia en una de las pequeñas habitaciones del santuario y vivir una experiencia muy completa de paz y tranquilidad.

    Catedral de Palma de Mallorca

    Sabemos que la Catedral de Palma de Mallorca no es exactamente un santuario en sí, pero se trata de uno de los principales lugares religiosos de la isla que no podemos obviar. Este templo que se levantó desde el siglo XIII hasta el siglo XVII tiene un estilo gótico levantino y cuenta con uno de los mayores rosetones del mundo.

    La Catedral de Santa María de Palma de Mallorca, popularmente conocida como La Seu, está ubicada en el lugar donde se hallaba la antigua mezquita musulmana. El estilo gótico levantino se caracteriza por no seguir los modelos clásicos franceses, sino usar una planta de Salón copiada del estilo alemán. Sin duda es un sitio que vale la pena visitar por dentro y por fuera, ya que te dejará con la boca abierta ante tanta inmensidad.

    Santuario de Son Corró

    Para terminar nuestra selección de los mejores santuarios de Mallorca que merecen una visita, queremos traerte algo bastante diferente, que te rompa los esquemas. Se trata del Santuario de Son Corró, un santuario talayótico que constituye una interesante visita arqueológica en la isla.

    La peculiaridad de este templo es que fue donde se descubrieron las famosas cabezas de toro hechas de bronce y que hoy se exponen en el Museo Arqueológico Nacional de Madrid. Actualmente, el santuario está formado por seis columnas ubicadas en dos hileras en paralelo y tu imaginación tendrá que hacer el resto. ¡Eso sí, el entorno es incomparable!

    ¿Con cuáles de los santuarios de Mallorca que merecen una visita te quedas? Puedes diseñar una ruta en coche que pase por cada uno de ellos y te permita admirar las preciosas edificaciones y los paisajes idílicos que las rodean. Si necesitas alquilar un coche para tu escapada a Mallorca, en ROIG Rent a Car estaremos encantados de ayudarte, encontrando el vehículo que mejor se adapte a tus necesidades, siempre al mejor precio.

    Artículos relacionados

    Deja una respuesta

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *